Volver a Plantas

Artemisia absinthium (ajenjo o hierba santa)

Es una planta perenne herbácea medicinal, con un rizoma leñoso y duro. Los tallos son rectos. Crece entre 80 a 120 cm (raramente 150 cm), y es de coloración verde plateada. Las hojas, dispuestas de forma espiralada, son de color verde grisáceo por el anverso y blancas en el reverso, cubiertas de pelillos blanco plateados, con glándulas productoras de aceite; las hojas basales son de hasta 25 cm de longitud, bi a tripinadas con largos peciolos, con hojas caulinares (sobre el tallo) más pequeñas, de 5 a 10 cm de largo, menos divididas, y con cortos peciolos; las hojas superiores pueden ser simples y sésiles (sin pecíolo). Las brácteas involucrales son gris verdoso, densamente pubescentes. Sus flores son amarillo pálido, tubulares, y en cabezas, y a su vez en panículas hojosas y con brácteas.

Nombre científico: Artemisia absinthium
Humedad: No suelen reaccionar bien ante riegos excesivos.
Insolación: Pleno sol.
Requerimientos edáficos: El ajenjo crece sin dificultad en suelos pobres y arenosos. Crece espontáneamente en campos sin cultivar, en lomas áridas, y rocosas. Crece muy bien en suelos fértiles, no muy pesados. Prefiere suelo rico en nitrógeno.
Época de floración: De principios de verano a principios de otoño.
Resistencia al frío:: Resiste sin dificultad temperaturas por debajo de los 0ºC.

Presupuesto

Información de contacto